Cómo montar un termo eléctrico

Térmo eléctrico 2

Cómo instalar un termo eléctrico

Instalar un termo eléctrico es muy fácil, pero para poder instalarlo con seguridad vas a necesitar unas indicaciones básicas, te ayudamos en este post.

Existen termos desde 15 litros a más de 100, elige el que más se adapte a tus necesidades teniendo en cuenta que para un hogar en el que viven dos personas necesitarás al menos un termo de 50 litros.

  1. Elige un lugar adecuado, ten en cuenta que es necesaria una distancia mínima de 1 metro entre el calentador y cualquier fuente de humedad que pueda dañar los (grifos, ducha o fuegos de cocina). Necesitarás un punto de energía eléctrica con toma de tierra, toma de agua fría para el llenado del calentador y toma de agua caliente que llevará el suministro hacia los grifos.
  2. Cuelga el termo utilizando la plantilla de colocación, fíjala en la pared a nivel y marca los puntos de anclaje. Los termos eléctricos se fijan a la pared con una placa que llevan incorporadas al tanque. Antes de hacerlo se debe comprobar que la pared está en buenas condiciones y que los tornillos de sujeción soportaran el peso cuando este lleno de agua.
  3. Conecta el termo a la red de tuberías mediante los manguitos electrolíticos añadiendo llaves de corte obligatorias. La conexión de los termos a la red de agua es muy sencilla. Normalmente todos los modelos llevan, en los latiguillos, unas cintas o distintivos de color: azul para agua el fría /entrada y rojo para el agua caliente /salida.
  4. Monta la válvula de retorno, que es un dispositivo de seguridad que se instala en la entrada de agua fría y evita que el agua caliente retorne, así como limitar la presión mediante la liberación del exceso durante la apertura del drenaje, protegiendo así el calderin.
  5. Llena el termo de agua, basta con abrir la llave de entrada del agua fría y la de salida del agua caliente, de forma que cuando el termo esté lleno empezará a salir agua del grifo o grifos.
  6. Conecta el termo a la corriente eléctrica y enciéndelo.
  7. Comprueba que el termo funciona y que el aparato comienza su ciclo de calentamiento. Es importante realizar esta comprobación con el termo lleno ya que si las resistencias no están sumergidas pueden romperse al calentarse.

Si no tienes claro todo el proceso contacta con un fontanero profesional y evita desgracias inesperadas. La seguridad es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba